¡Horror! Somme y Verdún en moto. Retorno a casa.

0

Despierto temprano y ya asoma un apacible día en el Premiere Classe de Amiens.

Mi gesita siempre a punto para la aventura:)

Mi Gesita siempre a punto para la aventura

Ayer volvió a pasarme lo mismo de Domme, parece que en algunos establecimientos -sospecho que los más económicos- los trabajadores están a tiempo parcial por lo que dependiendo de a qué hora llegues puedes encontrarte con problemas para que haya alguien que te de la llave de tu reserva. Voy a la pequeña cafetería situada en la entrada, en la planta baja y aunque pequeña ya tiene bastante actividad, todos matrimonios entrados en años e ingleses. Este dato no es baladí -aunque en ese momento no le di importancia-, puesto que me encuentro cerca del lugar de recuerdo más infausto para Inglaterra: el Somme, departamento que debe su nombre al río homónimo, baña estas tierras en las hace exactamente 100 años (julio a noviembre de 1916, imagínese usted a su bisabuelo aquí) dieron comienzo una serie de batallas que acabaron siendo las más sangrientas de toda la 1ª Guerra Mundial, triste honor compartido con la batalla de Verdún, la picadora de carne.

En este apocalipsis del terror, hasta ese momento desconocido por la Humanidad, perdieron la vida cerca de 500.000 alemanes y unos 350.000 ingleses, que sufrieron el mayor colapso y destrozo de toda su historia al perder solamente en el primer día casi 60.000 hombres (triste récord aún vigente). Las cifras escritas suelen perder valor entre la marabunta de números y palabras, pero si cambias tu forma de pensar y ves 2 bandos irreconciliables que en 5 meses se aniquilan hasta llegar a más de 1 millón de muertos (la misma población de Colonia, Atenas, Bruselas o más personas que Valencia y Sevilla)…pues la cosa cambia.

_90193564_5dd6fab9-3925-4f3c-bd6d-f110111b9e33 _90193565_09b03e28-dcbe-4b07-b5df-17c088696589 _90193569_db84ad66-d592-40bf-8959-edea36cf71d1 _90195131_f64bdac2-6570-4561-8cb9-09bfaea5d271 img_fmartinez_20160704-211335_imagenes_lv_getty_gettyimages-154448585_1-k82C-U402961953248xlH-992x558@LaVanguardia-Web Soldado-aleman-muerto-durante-la-Batalla-del-Somme-en-la-Primera-Guerra-Mundial-PD A1-5603304-k7TC--620x349@abc

http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20160706/402961953248/primera-guerra-mundial-batalla-del-somme-frente-occidental-guerra-de-trincheras.html

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/la-sanguinaria-batalla-del-somme-una-de-las-mas-terribles-de-la-historia-en-26-imagenes

Salgo temprano porque quiero aprovechar el día; cargo amarro petate y arranco. Desde Amiens se llega muy pronto a Albert (30 km.), pequeño pueblo que fue escenario de una de las múltiples batallas de este frente de guerra.  De hecho, durante la misma quedó literalmente destruido.

<iframe src=”https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d82070.01868280923!2d2.5895354718278303!3d49.998457113008136!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x47dd5f4ca2ae09d3%3A0x40af13e81622130!2s80300+Albert%2C+Francia!5e0!3m2!1ses!2ses!4v1484405042633″ width=”600″ height=”450″ frameborder=”0″ style=”border:0″ allowfullscreen></iframe>

El pueblo es pequeño y enseguida llego a lo que parece la plaza principal. Aparco la moto y me recibe una estatua conmemorativa de la Gran Guerra situada frente a una iglesia que parece ser el centro neurálgico de la población (luego me enteré que es la Basílica de Notre-Dame de Brebiéres, reconstruida por entero). Hay varias terrazas en las que la gente disfruta del soleado día; observo que de nuevo son mayoría de ingleses y comprendo que este es lugar de peregrinación para ellos; muchos dejaron aquí sus huesos para siempre, y de hecho es célebre el tremendo error de los mandos ingleses al permitir que se alistasen y combatieran juntos chicos de un mismo barrio, o calle, fábrica…todos aniquilados y lugares en la patria teñidos por entero de luto; a partir de esta batalla comenzaron a evitar esto.

dsc_2550 dsc_2558 dsc_2559Hace sol pero el ambiente que se respira es triste, muy triste, ¿seré yo o da la sensación de que todo en este sitio parece tener aún heridas abiertas a las que les cuesta cicatrizar? Se te mete por todos los sentidos: TODO hace referencia a la Gran Guerra, a los muertos, las terribles trincheras, el sinsentido y la barbarie de tipos como tú o como yo a los que obligaron a salir de sus casas para ir a morir a sitios que no conocían, pensando absurdamente que la guerra sería rápida y fulgurante…la realidad es que morían a miles para avanzar unos pocos metros (que en muchos casos se volvían a retroceder al poco tiempo). Esta sensación ya no me abandonó durante los siguientes días -al final te parece que fuera algo que ocurrió hace sólo 10 años- y solamente cuando cogí rumbo al sur mi ánimo empezó a cambiar.

En la Oficina de Turismo aprovecho para coger varios folletos que muestran una muy variada oferta de actividades en la naturaleza y actividades lúdicas pero, la verdad, todo parece un chiste comparado con el ánimo y las cicatrices de este lugar, como si fuera un enfermo al que están intentando sanar a base de aire puro, descanso y tranquilidad.

DSC_2626Echo de menos unas buenas maletas, andar cargado con la chaqueta amarrada a la mochila es un fastidio, pero no me arriesgo a dejarla a la vista de amigos de los ajeno. Paseo por el pueblo y compro en una tienda lo necesario para comer de bocadillo; no tanto por los precios sino porque como ya comenté en otro post a las 3 de la tarde ya no te dan de comer en ningún sitio. Me dirijo a mi primer destino, el Musee Somme 1916, ubicado junto a la Basílica. Por 6,5 euros accedes a este imaginario del horror, que para más inri es subterráneo, lo que ayuda a darle mayor teatralidad. Una vez abajo y de manera muy didáctica puedes ver, a través de cortes transversales de réplicas de las trincheras, cómo era la vida en las mismas por parte de los diferentes bandos.

Entrada al Museo

Entrada al Museo

DSC_2579DSC_2591

Si te fijas bien verás a los hombres como hormigas, todos prestos a morir, unos pensando en la patria y otros sin saber muy bien qué porras hacían allí

Foto de la Batalla: si te fijas bien verás a los hombres como hormigas, todos prestos a morir, unos pensando en la patria y otros sin saber muy bien qué porras hacían allí

DSC_2616

Con la llegada del frío y ante la ausencia de víveres, las ratas y alimañas comenzaron a ser parte habitual de la dieta

DSC_2604DSC_2609DSC_2623Salgo del Museo tocado, qué barbaridad. Casi en la salida aparece un listado de soldados que participaron en esta batalla y milagrosamente sobrevivieron; posteriormente acabaron siendo personajes célebres. Así, compruebo que Adolf Hitler estuvo aquí y fue herido (de estos polvos estos lodos…), también J. R. R. Tolkien (creador de El Hobbit y El Señor de los Anillos; se dice que el horror de esta batalla fue lo que le ayudó a crear Mordor como la reencarnación absoluta del mal), Robert Graves.(novelista inglés)…

EL CRÁTER DE MINA DE LA BOISSELLE (o Lochnagar)

DSC_2714

Salgo del pueblo y conecto de nuevo Google Maps para dirigirme al cráter de la Boisselle. Según transcurren los días voy entendiendo un poco mejor las limitaciones del móvil y ya no me cabreo tanto, ojalá tuviera un buen navegador pero es lo que hay; teniendo cuidado de que no esté funcionando y conectado simultáneamente mucho rato es suficiente. El cráter está muy cerca de Albert por lo que se llega en un periquete. Al salir del pueblo observo las suaves colinas, que hoy extensos campos de cultivo…a saber cuántos estarán sepultados varios metros más abajo. El viento empieza a soplar cada vez más fuerte, es realmente molesto. Al llegar aparco la moto y observo que se marcha un autobús atestado de ingleses, unos cuantos más continúan allí arreglando las tumbas conmemorativas. Es conmovedor pensar que se desplazan a otro país para honrar y recordar a sus seres queridos.

IMG_20160908_165209

DSC_2633 DSC_2634

DSC_2643DSC_2649 DSC_2644Para entender mejor lo que es este tremendo agujero transcribo literalmente la explicación de la página ruta-33.blogspot.com:

En la mañana del 1 de julio de 1916, el ejército británico hizo detonar una mina en la localidad de La Boisselle, justo al norte de Albert en Francia. Era el primer día de la Batalla del Somme, durante la Primera Guerra Mundial. Los Reales Ingenieros de Inglaterra habían cavado un túnel, a 15 metros de profundidad, que se extendía por unos 274 metros de las líneas británicas a la línea del frente alemán. Allí, bajo una posición alemana llamada “Schwaben Hohe”, pusieron una mina que consistía en más de 25 toneladas de amonal.

La mina fue detonada dos minutos antes de las 07.30 de la mañana – la hora del lanzamiento de la ofensiva británica contra las líneas alemanas. La explosión resultante sopló casi medio millón de toneladas de tierra en los campos de los alrededores, enviándolo a más de 4.000 metros en el aire. Se creó un enorme agujero de 90 metros de ancho y 30 metros de profundidad. Conocido como el cráter de Lochnagar, después de la trinchera desde donde se inició el túnel principal, sigue siendo el mayor cráter hecho en la guerra hasta nuestros días. El sonido de la explosión fue considerado como el ruido más fuerte hecha por el hombre en la historia hasta ese momento, con informes que sugieren que se escuchó en Londres.

A pesar del éxito de la explosión de la mina y el daño causado al punto de apoyo alemán, los defensores alemanes lograron entrar en posiciones bien situadas para disparar a los soldados británicos que avanzaban. En menos de media hora del comienzo del ataque de la infantería muchos cientos de ellos ya estaban muertos o heridos.

El cráter se encuentra ahora en la propiedad de un hombre Inglés, Richard Dunning, que lo compró en 1978 para evitar que el cráter sea tapado. En esos tiempos el cráter era visitado por unos pocos historiadores, los peregrinos que visitan la tumba de un familiar y un número muy pequeño de tours organizados del campo de batalla. El cráter no se mantuvo formalmente y, ocasionalmente, se encontraba que tenía basura vertida en la parte inferior y también era usado por las motos del tipo motocross.

La Asociación Amigos de Lochnagar, presidido por Richard Dunning, mantiene el cráter hoy y organiza una ceremonia conmemorativa cada 01 de julio, a las 7:30 am, para conmemorar el inicio de la batalla de la Somme.

Es posible caminar alrededor del borde del cráter, pero no se permite el acceso al cráter mismo. Hay una gran cruz hecho de madera que se encuentra al lado del cráter, y este es uno de una serie de monumentos de diversos tipos que existen alrededor del cráter.

DSC_2688 DSC_2693DSC_2660 DSC_2684 DSC_2721DSC_2726 DSC_2731 DSC_2736

Se hace tarde y el sofocante calor está dando paso al frío. Tendré que dejar para otra ocasión la visita al Monumento de Thiepval, visita obligada. Arranco y me dirijo a un nuevo destino, muy relacionado con este lugar: Verdún.

Por el camino entre estos 2 sitios es continuo el goteo de cementerios de la Commonwealth (en la región hay más de 400). Al evitar la autopista recorro preciosas colinas que acompasan a la cómoda y serpenteante carretera; si no fuera con tanta prisa merecería la pena perderse por aquí.

DSC_2750 DSC_2755

IMG_20160908_172013

DSC_2775Como no podía ser de otra manera, me he especializado en llegar a las tantas a todos los sitios. Llego a Verdún de noche y me alojo en el F1; ya tenía la reserva hecha. La habitación es impersonal a más no poder, pero duermo como hacía tiempo que no hacía.

IMG_20160909_135251Con el nuevo día nuevas energías. Madrugo y desayuno rápido para visitar Verdún.

VERDÚN

<iframe src=”https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d83519.42721032297!2d5.290845868655511!3d49.14396426904098!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x47eb1b941b25ebdd%3A0x40a5fb99a3acc40!2s55100+Distrito+de+Verdun%2C+Francia!5e0!3m2!1ses!2ses!4v1484313621040″ width=”600″ height=”450″ frameborder=”0″ style=”border:0″ allowfullscreen></iframe>

Escenario de la batalla más larga de la 1ª Guerra Mundial (del 21 de febrero al 19 de diciembre de 2016), icono para los franceses por la empecinada resistencia que hicieron ante los boches (en francés, asno; así llamaban a los alemanes).

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/02/19/actualidad/1455911686_700308.html

http://www.lavanguardia.com/internacional/20161219/412669586253/batalla-de-verdun.html

Al igual que en Albert, todo recuerda a la Gran Guerra, simplemente que esta población es más grande y se nota en que hay más vida y más actividad. Estéticamente es otra cosa, con el río Mosa partiendo en 2 la ciudad.

IMG_20160909_143945 IMG_20160909_144150IMG_20160909_151407Históricamente este emplazamiento había sido una plaza inexpugnable, y además contaba con una serie de defensas y Fuertes (en especial el de Douaumont) que eran orgullo nacional. En 1916 los alemanes comenzaron un ataque con un único objetivo: desangrar a los franceses. Para estos fue una catástrofe brutal de inicio, hasta que llegó el General Pétain, quien rápidamente organizó y reagrupó la defensa basándose especialmente en la logística y en crear un sistema de relevos entre los soldados (el 75% de los soldados franceses pasaron por Verdún) de forma que siempre tuviera tropas frescas (no así los alemanes, que se fueron desgastando poco a poco). Fue el máximo exponente de la guerra de trincheras y de nuevo una carnicería (800.000 víctimas), sólo superada por el Somme, que precisamente se ideó para liberar la presión a la que estaban sometidos aquí los franceses. El ¡No pasarán! se hizo símbolo de toda Francia.

Mi primer destino: el Osario de Douaumont.

Desde la pequeña ciudad coges rumbo hacia la zona más elevada por una estrecha carretera que va ancheando a medida que avanzas. Comienzas al poco a ver carteles indicativos de pueblos desaparecidos y monumentos funerarios y cementerios.

IMG_20160909_153239Al final de todo esto, y a poca distancia de Fort Thiaumont se encuentra este espectacular monumento funerario, construido entre 1920 y 1932, con los restos de más de 130.000 soldados alemanes y franceses sin identificar. Enfrente, el Cementerio Nacional donde reposan 15.000 soldados franceses. El silencio es sepulcral a pesar del considerable número de visitantes; además, está todo tan pulcro, es todo tan respetado que siento una mezcla entre envidia y pena pensando en que si estas naciones acabaron reconciliándose así cómo los españoles no hemos sido aún capaces de reconciliarnos entre nosotros, al caso de las famosas fosas comunes y la Ley de memoria Histórica…nuestros jóvenes vivirán en la ignorancia!

DSC_2825DSC_2852DSC_2840DSC_2847DSC_2861

PASEANDO ENTRE TRINCHERAS

Hace un calor sofocante y me sobra toda la ropa; el bochorno contrasta con la imágenes más crudas que se conservan de la batalla, en pleno invierno cuando todo esto era un lodazal de sangre y barro. A 2 minutos en moto se llega a la zona de las trincheras, que todavía son perfectamente visibles al igual que las ondulaciones y agujeros provocados por los obuses y bombas. Como cicatrices que recorren la tierra observo los cientos de metros, interminables hasta donde me alcanza la vista, que desfilan a ambos lados de la carretera. De nuevo, parece que el silencio y la paz reinantes son una especie de terapia para estas lomas enfermas y cansadas en donde aún reposan miles de personas varios metros más abajo. En los años 30 se reforestó toda la zona, que parecía más un campo lunar tras la contienda. Escalofriante ponerse en la piel de cualquier soldado enviado al matadero.

DSC_2870DSC_2889 DSC_2917 DSC_2918 DSC_2886

Y LLEGADA A FORT DOUAUMONT

Al final de la carretera llegas hasta una de las “joyas de la corona”: Douaumont. Pilar central de una serie de fortificaciones (en una zona que había vuelto a manos francesas en la guerra franco-prusiana, varios años antes de este conflicto), era orgullo de los franceses por creerlo inexpugnable…la realidad es que fue ridículamente tomado por los alemanes y se demostró que en muchos aspectos estaba desfasado (creado para otro tipo de guerra que ya había desaparecido) y debilitado (se habían enviado soldados y artillería pesada a otras zonas del frente, en donde pensaban que eran más necesarios).

http://intrinsecoyespectorante.blogspot.com.es/2012/07/primera-guerra-mundial-el-inexpugnable.html

Cuando llegas al lugar estremece pensar que para la época aquello fuera lo más; más bien parece la casa de los horrores, por no hablar que el nivel de confort era de todo menos confortable…claro que comparado con el infierno del barro de las trincheras debía ser como un hotel de lujo. La cuestión es que sobrecoge, con unos muros -hoy muy deteriorados- que rozan lo siniestro y fúnebre. La visita es más que recomendable, pero eso sí, pocas veces me he alegrado tanto de ver y sentir el sol como cuando salí de este recinto.

DSC_2975DSC_2952 DSC_2980 DSC_2985 DSC_2996 DSC_3001IMG_20160909_171331 DSC_3016 DSC_3021 DSC_3026 DSC_3048 DSC_3053 DSC_3058DSC_3086DSC_3144 DSC_3133 DSC_3167 DSC_3179 DSC_3180

El día avanza inexorable, pero no me quiero marchar de aquí sin visitar el Memorial de Verdún, uno de de los mejores museos del mundo sobre la 1ª Guerra Mundial. Creado en 1967 recrea de forma muy didáctica e impactante -con multitud de objetos recuperados del campo de batalla- el conflicto bélico, desde un enfoque muy humano y personal. Recomendable 100%

Antes de entrar al Memorial no pude evitar fotografiarme junto al cartel indicativo de uno de los múltiples pueblos que quedaron hechos fosfatina, desaparecidos de la faz de la tierra

Antes de entrar al Memorial no pude evitar fotografiarme junto al cartel indicativo de uno de los múltiples pueblos que quedaron hechos trizas, barridos del mapa

DSC_3193 DSC_3204 DSC_3213 DSC_3228 DSC_3233 DSC_3238 DSC_3243 DSC_3248 DSC_3253 DSC_3258 DSC_3263 DSC_3273 DSC_3278Ya anochece, así que ahora se agradece ponerse la chaqueta de la moto encima. Me dirijo de nuevo al F1, bastante cansado. Esto se termina y mañana es el principio del fin, empiezo viaje de vuelta. Ha sido una experiencia única y el hecho de viajar solo, algo que para mí suponía un reto, ha hecho que me enfrente a muchos miedos y temores que en la mayoría de los casos eran infundados. Me quedo con la pena de no entender un poco más el francés!, creo que así hubiera disfrutado el viaje bastante más.

Como el trabajo es el trabajo dispongo de 3 días para meterme una panzada de kilómetros (1.600 km.) y llegar a tiempo. Al día siguiente salgo muy temprano, conecto el Google Maps y adelante! Horas y horas de carreteras, primero comarcales y luego autopista; una vez te metes en esta ya no es necesario salir. He visto el pronóstico del tiempo y dan temporal para Pirineos y Cataluña, vaya. Tras un día entero encima de la moto, me parece que estuviera sentado encima de una piedra; ya ni con cojín de aire voy cómodo. la autopista es monótona pero llegas rápido a tu destino. Me llama la atención Lyon -no se cómo pero acabo atravesándola; el río Ródano hace de esta ciudad una estampa única…otra ciudad pendiente de visita!-

Estampa desde lo alto de Lyon, espectacular (Fodor´s Travel)

Estampa desde lo alto de Lyon, espectacular (Aegean Airlines)

Tras más de 700 km. decido parar en Nimes. Poco antes, en una parada para el café he reservado en un Première Classe, baratos pero confortables.

Un clásico, sacar fotos de las habitaciones en las que me hospedo

Un clásico, sacar fotos de las habitaciones en las que me hospedo

Estoy reventado y tras una ducha doy un paseo para cenar en un Mc Donalds que está al lado, por lo que vi desde la carretera este sitio tiene que ser muy bonito, pero lo dejo para la próxima. Descanso plácidamente y al día siguiente más carretera…tengo suerte y no me coge la lluvia, se retrasa hasta dentro de un día más (efectivamente, luego cayó la del pulpo). Como a la vuelta estoy yendo por la cuenca mediterránea, cambiando la ruta de la ida, al menos me entretengo viendo paisajes nuevos: a medida que desciendo el paisaje se va haciendo más bonito, más variado; los Pirineos, que se atisban a borde de costa, hacen un contraste único con el cada vez más árido horizonte. Llego a España, paso el tremendo tráfico de las afueras de Barcelona…aquí empieza a soplar un viento bastante molesto que ya no me abandonará hasta casi Valencia. A la altura de Tarragona el olor de los viñedos se adivina a través de la ventilación del casco, de nuevo culo molido, ya no puedo más…sigo avanzando y pienso ¿por qué no un poco más?, y así, cuando llego a la provincia de Castellón ya estoy resuelto a hacer la segunda etapa de una tirada hasta Alicante. Coincido repostando con un chico muy agradable, de Valencia, que me explica que viene de los BMW Days de Formigal.

A eso de las 8 de la tarde, Hogar Dulce Hogar. Alegría inmensa, besos, abrazos y…a planear la próxima escapada!

MI BMW G650 GS

¿Que qué tal la moto? Pues te puedes ir al fin del mundo con ella. Durante miles de kilómetros he pasado olímpicamente de comprobar nada, absolutamente nada y no ha hecho ni un ay. Es dura, muy dura. Y responde. Los neumáticos, los Metzeler Tourance Pro, muy nobles, sin extraños. Si tuviera que sacarle algún defecto o pudiera cambiar alguna cosa sería:

  • Ponerle un asiento de gel, más al ser monocilíndrica y tener muchas vibraciones, que por cierto resultan molestas cuando pasas de 120 km/h (los espejos llegan a vibrar tanto que no puedes ver bien a través de ellos)
  • Maletas! El rack-pack es muy útil pero el nivel de confort es bastante mayor con unas buenas maletas

VSSS!

http://motostrailandscrambler.com/moto-visita-rapida-paris-directo-amiens/

http://motostrailandscrambler.com/a-paris-en-moto-v-domme-orleans-paris/

http://motostrailandscrambler.com/a-paris-en-moto-iv-de-huesca-a-domme/

http://motostrailandscrambler.com/a-paris-en-motoiii-de-alicante-a-huesca/

http://motostrailandscrambler.com/a-paris-en-moto-planificando-la-ruta/

http://motostrailandscrambler.com/a-paris-en-moto/

Fuentes: dailygeekshow.com, La Vanguardia, El País, ABC, youtube, madabouttravel.com, bbc.com, magnet.xakata.com

Comparte.

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo