De España a China en una Triumph

4

Dicen que la diferencia entre un sueño y la realidad es poner una fecha, y eso es lo que yo hice en 2016 al proponerme realizar un anhelo de toda la vida: seguir la antigua ruta de la seda en moto, pero no una moto cualquiera: soy un apasionado de las Triumph y de hecho mi montura es una maravillosa y polivalente Tiger 800 cc., pero sentía que para rizar el rizo y ya puestos a hacer una locura semejante, necesitaba una máquina acorde al espíritu clásico que la empresa pedía; en cierta forma cruzar Europa y parte de Asia siguiendo una ruta ya milenaria exige un  toque de elegancia, qué leches!

Creo que en la vida no hay que estar esperando perennemente a que las oportunidades pasen por tu puerta, en contadas ocasiones se juntan de forma impredecible el cómo, cuándo y a dónde…y ahí, amigo, es cuando tienes que ser ágil en iniciativa y reflejos para echar el capote y recogerlo. La idea se engendró un día de cervezas y risas con los amigos de Tamarit (En Elche)…resultado: en 2017 realizaría la Ruta de la Seda montado en una Bonneville T120 del 2016 (1200 cc) prestada y preparada por ellos para la ocasión. La bautizarían como La Muralla por eso de llegar hasta China en ella.

Para complicar más el reto (bueno, y porque no podía juntar más días de vacaciones) haría todo el trayecto, unos 21.000 km., en no más de 24 días. A ver, no hay que ser muy listo para darse cuenta de la media de kilómetros diarios que me tocaría hacer, sin embargo me asustaban más los imprevistos una vez vez abandonara las confortables carreteras europeas que el tragarme muchas horas encima de la moto; desde siempre he tenido la fortuna de que no me cuesta en exceso meterme atracones de horas y kilómetros rodando, es más, llevo tiempo convencido de que soy un viajero un tanto atípico por el hecho de que disfruto más encima de la moto viendo los paisajes que haciendo paradas para visitar a pie los sitios…en esto nunca he engañado a nadie y reconozco que a estos ritmos diarios es complicado seguirme el ritmo; no sé, seguramente por eso y por la incipiente pérdida de paciencia que uno acumula con los años prefiero viajar en solitario.

Bien, comencemos por lo primero, los preparativos. De inicio en Triumph no es que nos hicieran mucho caso, todo sea dicho, y cuando lo hicieron la colaboración digamos que fue tibia…creo que todos pensamos que los nuestros son los viajes más cojonudos y originales del mundo mundial pero sospecho que en la mayoría de las grandes marcas, salvo muy contados casos, están un poco hasta el gorro de que les solicite patrocinio por parte del aventurero de turno. En resumen, salvo mis propios ahorros y donaciones de amigos, particulares y el concesionario Steel British Triumph de Murcia, no recibí mucho más.

Triumph T120, La Muralla

Aquí lo pueden explicar mejor los de Tamarit Motorcycles, que al fin y al cabo fueron quienes la prepararon:

Una vez comprada la Bonneville T120 para realizar dicha aventura, comenzó la fase de preparar la moto Triumph, evidentemente el resultado sería una moto de Tamarit motorcycles: una moto urbana, cómoda para ciudad, bonita, pero nunca una moto fabricada y pensada para ese tipo de aventura como una Triumph Explorer o una Triumph Tiger.

La primera pieza a realizar para la Triumph Bonneville T120 fue el asiento “Ibiza”.  Queríamos un concepto como nuestro asiento anterior, el Tarifa, pero en este caso le daríamos más altura, igual que su antecesor sería un asiento fabricado en poliuretano para una comodidad asegurada, pensado para dos personas y con su pequeño colín trasero con su piloto de LED incorporado.

Más tarde llegó el turno de los silenciosos, la estética del escape boca negra, (nuestros escapes desarrollados para las triumph anteriores a estas) nos encantaban, pero esta vez en vez de ser un dos en uno, sería sólo los silenciosos y uno por cada lado.

Un cubre cárter en acero inoxidable, guardabarros corto, rejilla protectora de faro, tapas laterales, fueron algunas de las piezas que también se desarrollaron para este proyecto.

No podíamos olvidar la dificultad del viaje, eran etapas de 1.000 kilómetros al día y tramos donde no había donde repostar en 400 kilómetros, y ahí trabajamos en la parte práctica de la moto , por supuesto sin olvidar la estética , se desarrolló un porta equipaje trasero, para que David pudiese colocar sus enseres, se adaptó dos latas de 5 litros de gasolina en los laterales de la moto, se cambió neumáticos por unos mixtos , manillar de cross con soportes para colocar móvil y GPS, y una regleta con puerto usb para cargar todo tipo de dispositivos.

Ya solo quedaba la parte estética: pintura, tapizado, puños en piel, llantas e intermitentes y, el resultado fue todo un éxito, solo faltaba que llegase la fecha y esperar que todo saliera como David tenía en mente.

Preparando la ruta

El hecho de haber hecho ya unos cuantos viajes largos (Marruecos, Turquía, Cabo Norte, toda Europa…) supone el plus de tener las cosas más claras -qué pasos seguir y cosas a tener en cuenta-, además de que la equipación ya la tenía, lo que me suponía de inicio no encarecer más el gasto. ¿A qué le tenía más miedo? A los visados! Atravesar países como Turquía, Kazajistán, Georgia, Kirguistán, Rusia…supone un extra de planificación y papeleo para no llevar luego sorpresas desagradables. Rusia! Creyendo que su visado sería de los más sencillos de conseguir resultó ser el motivo por el que finalmente tuve que posponer la ruta: de hacerla en verano finalmente acabé saliendo un 15 de septiembre. Tras un montón de problemas para que me lo concedieran, al final las vueltas de la vida hicieron que conociera un contacto que a su vez tenía otros contactos y por fin!, tan sólo 3 días antes de mi salida me llegó el visado de marras, con autorización para 2 entradas y 30 días, mucho más de lo que necesitaba.

Pocos días antes de partir, parada técnica en Motocenter Levante, distribuidor de Touratech, para recoger al bueno de Lolo -el mono viajero-, iniciativa solidaria para recaudar fondos destinados a ayudar a moteros accidentados. LA SALIDA

Hay moteros que tienen el extraño don de llevar la lluvia allá por donde van…bien, yo soy uno de ellos. Como los veranos cada vez son más prolongados es raro que llegue el agua por estas fechas y a estos lares, pero es lo que hay. Aún con todo, la ilusión no me la quitaba nadie! Tras comer con mi mujer y las niñas en Ca Mariet, salida hacia Valencia, saludar a los amigos de Maquina Motors y luego tirar hasta Tarragona.

Ya en Tarragona, segundo día, comida de aniversario con el Club Triumph España, café en Gavá y directo a Génova.

Otro día amanece y de nuevo atracón de kilómetros; prefiero hacer muchos ahora porque sé que luego las etapas serán forzosamente más cortas, por el estado de las carreteras y el cansancio acumulado. Hoy han sido más de 15 horas en la carretera y para rematar más de 1.30 horas de cola para salir de Croacia hasta Serbia. Hasta el momento los hostales en los que me alojo está muy bien, he tenido suerte…pero inocente de mi, cómo cambiaría el cuento poco después!

Otro día, esta vez amanece con muchísima niebla, menos mal que conforme avanza el día se va disipando y mejora algo la visibilidad. Hoy el objetivo es alcanzar Bursa (Turquía), tierra que ya conozco por otro viaje anterior. Lo peor es que todos los caminos conducen a Roma y me toca atravesar Estambul ya de noche, un auténtico caos.

Por el momento la Bonnie va respondiendo bien, también hay que decir que hasta ahora todo ha sido buen asfalto, pero en términos generales no hay queja; la trato con bastante mimo y procuro ir siempre a velocidades por debajo de lo permitido, por las multas y por cuidar todo lo que pueda la mecánica y suspensiones de la moto, que ya tendrá trabajo, ya tendrá. Por cierto, qué buena idea fue ponerle una cúpula…

Nuevo baile de países, salida de la Capadocia con destino Georgia! Estoy teniendo suerte con los visados y todo va rodado, el ánimo está por las nubes y es que hasta ahora ha salido todo a pedir de boca, salvo por la lluvia del primer día. Además, de la monotonía de las autovías y sus rectas poco a poco aparece una preciosa carretera con curvas muy divertidas distribuidas a lo largo de 3 puertos; me encuentro a 2000 metros de altitud y se nota en el frío y el paisaje, precioso. Viendo ahora las fotos que hice, me autoconfirmo que mi futuro no está en la fotografía, las instantáneas desmerecen a lo que es aquello al natural.

Para no perder una buena costumbre que mantengo a lo largo de estos años de viajes, nunca hay que dejar de probar las cervezas locales, aunque no tengas ni idea de lo que te están sirviendo…

Hoy toca ruta de Gonio a Gori (Georgia), aunque son sólo 300 km., te das cuenta de que has dejado la “Europa occidental” porque las comodidades ya han desaparecido totalmente; 5 horas y media de carretera de tierra y asfalto roto, con mucho tráfico que dificulta la tarea y me obliga a redoblar la atención, lo que hace más fatigosa la conducción…lo bueno es que hasta en estos parajes ya encuentra uno wifi para conectarse a internet, por lo que en cierta forma al estar conectado a mi gente, se hace menos duro.

Las personas que me encuentro por el camino son muy amables, y en Tbilisi se puede apreciar el esfuerzo por desprenderse de la herencia rusa (que está por todas partes, empezando por el idioma, que es el segundo más hablado del país) que reviste todo de tristeza postcomunista, poco a poco se pueden ver brotes de modernidad y de atractivos para el visitante; definitivamente tanto Gori como Tbilisi merecen la pena.

Hay muchos baches y empiezo a temer por la oto, pero de momento está aguantando muy muy bien.

El puerto de montaña que une Georgia y Rusia es sencillamente espectacular. El ir en moto te hace conocer más de cerca a la gente y vivir de forma más auténtica los lugares; he conocido en la ruta a Andrei, motero ruso que va en la misma dirección que yo camino de la frontera con Rusia; como conoce la zona me ha guiado por unos parajes espectaculares. Al llegar a la frontera, 3 horas de espera porque los ordenadores no van…pero como cuando una ventana se cierra se abre una puerta, he entablado conversación con David, otro ruso que efusivamente me cuenta que estuvo trabajando 4 años en La Rioja!

Una vez pasada la frontera, el GPS me la lía y me hace conducir, ya de noche, por una pista de arena. Me está ocurriendo prácticamente a diario que acabo llegando a los sitios muy tarde, ya de noche, por lo que es complicado poder disfrutar de los sitios en los que pernocto, al menos visitarlos mínimamente; eso y el cansancio me limitan el aspecto más lúdico de la ruta, además de que los alojamientos cada vez son peores: en algunos hablar de agua caliente o de algo de privacidad parece ciencia ficción.

Ahora es el turno de Kazajistán, otro mundo. Como hay escasez de gasolineras me he agenciado una garrafa de plástico que si bien no puedo llenar demasiado por miedo a que rompa con los botes del camino, sí me da una autonomía, junto a los bidones auxiliares, de 550-600 km. ; aún con todo al final y en medio de la nada me he quedado sin combustible, pero como siempre aparece alguna persona -hasta en medio del desierto- para curiosear y si hay suerte ayudarte: he tenido la fortuna de poder comprar gasolina en una casa, en Nukus. Al final del día, más de 700 km. rodados entre pecho y espalda.

Esto más que una estepa es un auténtico desierto, sin sombras por ningún lado, una llanura que parce no tener fin. Tengo la sensación de estar en medio de la nada más absoluta, con un paisaje ante mi realmente monótono. Los primeros 80 y pico kilómetros son pura tierra y hay que ir con mucho cuidado, tardo unas 3 horas y media, ¿lo mejor? que en medio de la nada me he cruzado con otros 2 españoles, uno haciendo la misma ruta pero a la inversa y el otro que venía desde Kirguistán de recoger la moto de un amigo que tuvo un accidente de moto y rompió la pierna.

seguro de la moto en Kazajistán

Ahora le toca el turno a Uzbekistán, con destino a la mítica Samarcanda. Al principio me daba la impresión de que los caminos estaban en mejor estado pero según avanzaba el día la impresión fue tornando al lado contrario, tenía el culo que ya ni lo sentía y aunque la moto estaba aguantando muy dignamente, notaba que tanto la parrilla como la parte trasera del asiento iban muy “sueltos”. Al llegar a las tantas, cómo no!, a  la legendaria capital del imperio de Tamerlán, desmonto la parte trasera y observo que se han caído varios tornillos, no me extraña, estos países son todo desierto de arena y piedras, son muy exigentes para cualquier máquina y ahora empiezan a salir, poco a poco, las carencias de la Bonnie.

Justificante de cambio de moneda en Uzbekistán

Por fin llego a CHINA! ¿Opinión? Muy negativa. Después de pagar una pasta (140 lereles) por un visado y otra pasta (900 eurazos) por un guía, ya que no te permiten viajar solo dentro de su obsesión por no ver cosas que no quieren que veamos, quedo con el tipo a las 6.00 en Horgos, paso fronterizo entre Kazajistán y China, pero no aparece hasta varias horas después, en un trasto que no debía de pasar de 40 km/h. Al verlo se me cae el alma a los pies, ya no sólo por la espera sino porque para ese día tenía que recorrer 1.000 km. por delante…madre mía la que me esperaba.

A los 70 kilómetros, 70! ya me habían multado 2 veces por exceso de velocidad (imposible a la velocidad a la que íbamos) y por saltarme un STOP inexistente, en fin, es evidente que la policía se paga unos buenos sobresueldos a costa de los viajeros incautos, todo da la sensación de estar muy corrompido en la frontera china, y lo peor son los modales y recelo con el que miran a los foráneos, una auténtica lástima.

Viendo la que se me venía encima si permanecía más tiempo por estos lares, decidí de inmediato retornar a Kazajistán para ir lo más aprisa posible hacia Astaná. Dejo China con una sensación amarga, por el comportamiento de la gente y por pagar los 140 km. más caros de la historia motociclística.

Hoy ha sido un día muy largo por muchos motivos, 16 horas encima de la moto y por decoro no voy a decir cómo tengo las partes nobles… La verdad es que ya tengo ganas de llegar, echo mucho de menos a mi mujer y a las niñas y esto se me empieza a hacer cuesta arriba; creo que si el nivel de comodidad fuera otro lo llevaría mejor, porque mecánicamente la moto es una maravilla, pero las suspensiones y la protección son un hándicap serio.

Llego a Astaná calado hasta los huesos, he pasado del desierto a la lluvia con el paso de los kilómetros. Mañana salgo de Kazajistán dirección a Moscú.

Hoy es 29 de septiembre y sigo en Kazajistán, último país con visado antes de volver hacia Rusia, Moscú, en donde aprovecharé para cambiar las ruedas y hacer una revisión general en Triumph Moscú. Aunque el tiempo es horroroso y hace un frío bestial el hecho de pensar que llego en poco a Moscú, que parece Jauja comparado con los sitios de los últimos días, me reconforta el ánimo…mmm…será por el frío pero creo que el año que viene haré una ruta por Marruecos, como me llueva allí sí que sería la leche!

Hoy salida hacia Kazán, con más frío y más nieve, menos mal que las carreteras por aquí ya están en mejor estado, aunque lo realmente peligroso es cómo conducen los rusos, madre mía! la ley del más fuerte…o el más grande.

Tras parar en Moscú y cambiar ruedas, hoy en San Petersburgo y mañana dirección Kaunas, en Lituania. Ahora sí que hacer kilómetros se lleva mucho mejor gracias al estado de las carreteras, aunqe llevo ya 6 días seguidos viendo caer agua sin parar, cómo se echa de menos un poco de sol.

Multa que te crió por exceso de velocidad en Polonia

Ya es 4 de octubre, tras más de 17.000 km. en unos pocos días. He llegado a Alemania y el ánimo cada vez sube más; a estas alturas las tierras germánicas son como el salón de casa, viajar por Europa es tan cómodo que noto que disfruto mucho más la ruta además de que el paisaje es más divertido, la verdad. Como estoy más optimista, poco a poco los malos momentos de las carreteras de Kazajistán y Uzbekistán y el mal trago de China se van diluyendo, ahora ocupan más espacio los buenos momentos que indudablemente han sido muchos más.

Mañana iré dirección Stelvio, una de mis rutas favoritas, y haré noche; posteriormente pararé en Lancié y luego en Montpellier como destino previo a mi entrada en España.

Cuando llego al Stelvio me llevo la mayor alegría de todo el viaje: allí estaba esperándome, con una enorme sonrisa mi gran amigo Luis, con la intención de acompañarme los últimos días de ruta hasta Alicante. Pensando en todo, un detallazo, trae picoteo del bueno sabiendo como sabe lo que me gusta…menos mal, estaba hasta las trancas de los kebabs! Gracias Luis, te debo una y bien grande, amigos como tú no se encuentran fácilmente!

Amanece un nuevo día en el lago Maggiore, estoy a tope de ánimo y además hace un día fenomenal. La carretera es muy divertida, con curvas; la buena compañía y el paisaje, precioso, desde luego ayudan. Esto se acaba y me alegro que tenga un epílogo tan bonito, ha sido una experiencia única pero por otro lado ya tenía ganas de que terminara. En muchos momentos he echado de menos el confort y la capacidad de almacenaje de mi adorada Tiger aunque reconozco que “la Muralla” se ha portado más que dignamente; en todo caso tengo claro que realmente para lo que está hecha es para estas carreteras de buen asfalto y muchas curvas, independientemente a los kilómetros que le eches encima. Al final de la jornada ya estamos en Montpellier.

Y por fin, entrada a mi añorado y muy querido país…entrada por Cataluña, bonita como siempre pero que me valió más de un vacile de los amiguetes a costa de la situación que hay en estos momentos. Sea como fuere, yo ya me sentía en casa.

Próximamente tengo varias rutas en mente, desde visitar la fábrica de Triumph en Inglaterra a perderme por Marruecos pasando por dar la vuelta a la península en una 125 cc…ya veremos, la cuestión es no vivir tu vida a través de otros sino que tienes que vivirla por ti mismo!

Llegar a Alicante y tener de los amigos un recibimiento así, buf!

Mi gratitud y amor a mi esposa por la paciencia infinita que demuestra tener en cada una de mis aventuras, así como un especial agradecimiento por el apoyo prestado a Mariano Alarcón de Steel British Triumph en Murcia, a Tamarit Motorcycles (Quique, Eloy y Matías), a Club Triumph Alicante, Eladio de Maquina Motors en Valencia y en general a todos los particulares que me ayudaron desinteresadamente en esta odisea, gracias de corazón a tod@s.

LAS ETAPAS

 

Por David Gavina, motero incansable

 

 

 

Comparte.

4 comentarios

  1. Que máquina! una aventura brutal! Lastima lo de China, pero de los errores de unos pueden aprender otros jejeje. También que pena me dan los letreros de los pasos con tanta pegatina, destrozan la foto que la gente normal quiere hacerse. Quizá por eso me guste cada vez más el off-road. Sinceramente eres lo contrario a mi viajando, yo soy una tortuga, meterme en carreteras grandes me da hastío más que pereza y termino por cogerle asco a la moto jajaja, me va más el viajar a ritmos por debajo de 90 kph por carreteras destartaladas. Enhorabuena por hacerlo en una moto mítica que ha sabido mantener su lugar con el paso del tiempo. Brutal, de verdad, eres un crack!! Uves!

  2. clubtriumphalicante on

    No entendemos que en agradecimientos figure o hayan escrito el nombre de Club Triumph Alicante cuando todo lo que hace este señor últimamente hacia nuestro Club son déscalificativos, en fin hagan lo que crean conveniente. Un Saludo.

  3. espectacular la aventura y muy chula la preparación, tengo unas cuantaspreguntas, que neumáticos off road le has puesto a la Bonnie? has mantenido las medidas originales? las llantas son las originales o le has puesto para usar neumáticos sin cámara? y por ultimo no era factible ampliar la capacidad del deposito de gasolina de origen?, que modelo de pantalla has puesto?

    Gracias

  4. Hola que fantástica aventura y muy bonita la personalización de la Bonnie, tengo varias preguntas que hacerte sobre los cambios que se le hicieron a la moto.

    Que neumáticos de off road le has puesto?
    Que medidas has empleado son las medidas de origen?
    Las llantas son las de origen o son llantas para neumáticos sin cámara?
    No era factible ampliar la capacidad del depósito de combustible de origen?
    Gracias

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo