Música para viajar (II): Contemporáneas

0

Después de una fugaz revisión de canciones clásicas muy relacionadas con viajar (pulsa aquí), ahora le toca el turno a composiciones más actuales. En esta primera entrega verás que la premisa es que sean pegadizas y animosas para el que lleve horas con el culo encima del asiento, independientemente a que tengan o no relación con la carretera y las 2 ruedas. De nuevo, disfrútala.

My type. Saint Motel.

Exitazo del año 2014 de la banda californiana. Su cantante/ teclista , J. Jackson, reconoce que esta facilona pero muy alegre, fresca y pegadiza canción vino a raíz de una discusión con una amiga en el salón de su casa, lugar en el que la banda acabó componiendo la melodía, como se puede comprobar con la percusión golpeando las botellas de cerveza…

Royals. Lorde.

Una de las grandes promesas -ya una realidad- del panorama internacional, tanto por sus melodías como sobre todo la calidad de sus letras. Del ábum Pure Heroine, del 2013, la canción es un fiel reflejo de la cultura materialista y frívola en la que la juventud parece permanentemente narcotizada; el hecho de que la cantante sea una post adolescente no hace si no acrecentar el tono crítico y cínico, casi en plan abusador, de la canción.

Y nunca seremos de la realeza (realeza) 
no va en nuestra sangre. 
Ese tipo de lujos no es para nosotros, adoramos un tipo diferente de alcohol. 
Déjame ser la jefa, (jefa) 
me puedes llamar reina puta, 
y chico, seré la jefa, seré la jefa, seré la jefa, seré la jefa. 
Déjame ser la fantasía. 

Ooh ooh oh ooh 
Somos mejores de lo que jamás soñamos, 
y me encanta estar enamorada de ser reina.

Come and get it. John Newman.

La letra es muy simple, pero el tono poderoso y desgarrado de este cantante británico la dota de personalidad. Del 2015, otra canción pegadiza del segundo álbum de otro artista que dará mucho que hablar los próximos años como próximo rey del soul.

Empire State of Mind (solo). Alicia Keys.

Del año 2009, la canción realmente es de Jay Z (sí, el marido de Beyoncé) y pertenece al álbum The blueprint 3. Pero qué quieres, me gusta más la versión acústica de Alicia Keys (que también la ha cantado a dúo con él). Es un canto de amor a Nueva York, ciudad de origen de ambos cantantes, y con cierto paralelismo a otras canciones homenaje, también incluye aspectos poco agradables de la misma, como parte de su realidad. Sin Jaz Z pierde el tono de rap para ganar en la balada y en la parte orquestal.

MØ. Don´t wanna dance.

Del año 2014 y correspondiente al álbum No Mythologies to Follow, hasta la fecha el primero y único de la cantante danesa Karen Marie Ørsted. Alcanzó en círculos especializados bastante relevancia, tanto por este tema como por Waste of time, por lo que habrá que ver qué depara en el futuro y si es capaz de mantener el nivel dado hasta ahora. Aunque resulte irónico, se metió en esto de la música por las Spice Girls, si bien desde muy pronto se situó en los círculos del grunge/ punk alternativo, derivando poco a poco hacia el pop.

Con su tono áspero y un tufo pelín friki, nos presenta esta canción de amor postmoderna, fresca e independiente.

Aunque seguramente, conozcas más a esta artista por su colaboración con Major Lazer & DJ Snake en el pelotazo del 2015 Lean On.

Titanium. David Guetta ft. Sia.

Del año 2011, salió a la venta para descarga digital, lo que ya indica que entramos en un universo musical -disc jockeys como los nuevos reyes midas, música electrónica, pelotazos a escala global…-plenamente siglo XXI. Cuenta con la inconfundible voz de la australiana Sia (a la que Guetta descubrió también por internet), que combinada con el ritmo machacón y potente de la canción (atención a los altos y bajos entre voz y música, espectaculares) nos ofrecen energía en estado puro. Por supuesto, la letra también ayuda.

Take Me Out. Franz Ferdinand.

Es ya de un lejano 2004…pero cómo nos gusta! Los escoceses tuvieron uno de sus grandes éxitos, junto a la archiconocida Do You want To, a mediados de la pasada década. De letra fácil, en plan amor tormentoso ni contigo ni sin ti, fue cuestionada por muchos al considerarla un plagio del Back of the Bugaloo de Ringo Starr; en el limbo quedará si es coincidencia, imitación o simplemente un homenaje, en esta canción que realmente son 3 melodías en una.

Y aquí la “supuesta” copiada…

Sing. Ed Sheeran.

El nuevo Golden Boy del pop británico, con un punto cantautor que le distancia en forma de los clásicos y continuamente emergentes grupos del britpop. Aunque esta canción se aleja de su estilo más tradicional, él ya dijo que para componerla se había inspirado en Justin Timberlacke, es tan pegadiza y tan alegre que merece incluirse; producida y con acompañamientos vocales de Pharrell Williams se publicó en 2014 y enseguida fue un éxito mundial, como tantos otros del pelirrojo cantante.

Blue Jeans. Lana del Rey.

Del álbum Born to die, del 2012. De los mejores álbumes en los últimos años. Esta hiper operada cantante, reina del indie pop, es toda elegancia. la canción, muy onírica, nos habla de un amor doloroso, un chico malo, el sufrimiento…Se le critica que tiene un más que sospechoso tufillo al Wicked Game de Chris Isaak, pero es que es tan embaucadora, que no me importaría quedarme un rato sentado junto a ella viendo el Crepúsculo de los Dioses…

Take Me to Church. Hozier.

Aunque publicada en 2013, esta canción del irlandés Hozier triunfó al año siguiente. De forma explícita es una crítica a la homofobia, que el cantante explica de forma sorprendente al separarse de forma traumática de su primera novia y comparando esto en la melodía con un amante y la religión. La canción refleja su decepción con las enseñanzas de la Iglesia Católica: al crecer me di cuenta de su hipocresía. La historia habla por sí misma. Yo crecí increíblemente frustrado y enfadado. Básicamente expresé eso con mis palabras. 

Tras este único y tremendo éxito, que comenzó viral en Internet, ha fichado por una multinacional…ya veremos si sigue tan contestatario.

Can´t feel my face. The Weeknd.

Muy reciente, del año 2015. pertenece al álbum Beauty Behind the Madness. El canadiense Abel Tesfaye -The Weeknd-, ha pasado de ser un cantante de R&B a estrella pop gracias a este tema. La letra no es para echar cohetes, pero los arreglos musicales -se nota la mano de Max Martin- la hacen una canción redonda.

Uptown Funk. Bruno Mars.

Canción del 2015 e incluida en el álbum Uptown Special, ganadora de un Grammy, del productor británico Mark Ronson e interpretada por Bruno Mars, que poco a poco se va consolidando como un artista excepcional. Homenajeando el género funky, toma descaradamente elementos más que parecidos de otras canciones, como por ejemplo Oops Up Side Your Head, de The Gap Band. Canción pegadiza, alegre, exitazo mundial y demanda pendiente de plagio incluida…

Save the night. Johnny Legend.

Del álbum Love in the Future, del 2013. No es de las mejores composiciones del estadounidense (para eso ya están All of Me o Made to love). Dicen que puede ser el nuevo Stevie Wonder (que en los EEUU es una figura reverenciada y reconocido como uno de las grandes de la historia de la música contemporánea), ya se verá, y lo cierto es que esta canción derrocha soul por los 4 costados. Como siempre en Legend, los arreglos musicales y en producción son exquisitos.

En el próximo post seguiré con más temas contemporáneos -y no tan contemporáneos- para que elijas los que más te gusten  para acompañarte en tu próximo viaje;)

Fuentes: muchísimas gracias a todos los youtubers y fans especializados que bucean en la traducción y significado de las melodías, poneros a todos se haría demasiado largo!

Comparte.

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo