Música para viajar (I): las clásicas

0

Todavía no conozco a nadie al que de una u otra forma no le guste la música, algo que es inherente al ser humano: rock, soul, pop, jazz, más comercial, menos comercial, new age, folk, celta, country, flamenco…en esto sí hay más variedad que segundos tiene una hora, y lo que para unos es una obra maestra, para otros es un pastiche que no se puede oír más de 10 segundos. Leches!, si hasta recuerdo haber conocido a un tipo al que le gustaban los cantos gregorianos…pensaba que estaba de broma hasta que muy serio él me dio una lección magistral acerca de los mismos!

Siempre que viajo llevo música; tengo amigos que viajando en moto se la ponen gracias al bluetooth, pero a mi me parece una temeridad; lo que sí hago es, cuando llega la noche en el hostal en el que me hospedo, amenizar un poco mi descanso mientras planifico el día siguiente o repaso lo hecho en la jornada. De nuevo, para gustos colores.

Con total seguridad cada uno de nosotros elaboraríamos una lista de las canciones que más nos gustan o consideramos las mejores y no coincidiría ni una sola de ellas, por lo que ya te anticipo que el criterio de elección de esta lista es simple y llanamente compartir lo que creo que tienen todas en común: poder asociarse al estilo de viaje que cada uno/a de nosotros tenemos. Te lo pongo gráficamente: haces un viaje, sacas fotos, vídeos, llegas a tu casa, aparecen las imágenes en tu cabeza, estas te genera un estado de ánimo y en función de este eliges una u otra para crear un bonito recuerdo…sencillo no?

Esta primera lista está enfocada a éxitos que ya tienen unos años a sus espaldas, lo que no es sinónimo de menos calidad, muy al contrario, son composiciones que han sabido mantener el tipo con el devenir de los años e incluso más de una se han convertido en auténticos himnos generacionales. Espero que la disfrutes.

LAS CLÁSICAS ENTRE LAS CLÁSICAS

Man in black. Johnny Cash.

Sí, esta es la original, del año 1971, la que Loquillo, Urrutia y compañía versionaron como homenaje muchos años después. Mítica composición del auténtico hombre de negro, rey de la pena, la culpa y la redención que en esta ocasión ejerce como voz de la conciencia para tod@s aquellos olvidados y parias de la tierra.

Back in black. AC/ DC.

Seguimos de negro. Mucha gente se decanta por la archiconocida Highway to hell, pero esta descarga de energía no tiene nada que envidiarle (recomendable no coger la moto después de escucharla, corres el riesgo de ponerte a hacer caballitos).

Como parte del disco homónimo publicado en 1980, es famosa por su riff de guitarra inicial, siendo una canción versionada hasta la saciedad (aunque nunca superada). Se encuentra en el número 187 de la lista de las 500 mejores canciones de la historia, de la revista Rolling Stone.

La canción supone un golpe en la mesa para escapar del hoyo, una declaración de intenciones cimentada en la rebeldía y en las fuerzas de uno@ mismo/@para hacer lo que cree que tiene que hacer, por encima de quien sea, y es muestra de la superación de los componentes del grupo: tras su exitoso Highway to hell (1979), inesperadamente muere el cantante, Bon Scott, ahogado en sus propios vómitos tras una tremenda borrachera. Sus compañeros consiguen rehacerse tras la contratación de Brian Johnson, creando un pedazo de álbum.

(Ghost) Riders in the sky. Johnny Cash.

La canción habla de un vaquero que tiene una visión de un rebaño de vacas con ojos rojos cruzando a galope el cielo, a las que los fantasmas de vaqueros malditos van arreando. En un momento dado, uno de ellos le avisa de que si no cambia su actitud, terminará persiguiendo para siempre las ganaderías del diablo a lo largo y ancho del cielo infinito. Escrita originalmente en el año 48 por Stan Jones, esta canción country ha sido infinitamente versionada, y la del amigo Cash es una de las más reconocibles.

Para tus peores pesadillas: también la versionaron estos 2 monstruos de la música, que evidencian funcionar sustancialmente mejor por separado.

I´ve got a name. Jim Croce.

Canción muy personal y autobiográfica, del año 73, de este reconocido cantautor norteamericano -mucho menos popular en España-, que no pudo llegar a verla editada en su disco póstumo, ya que murió justo antes en un accidente de avioneta. Si la melodía te suena es gracias a Tarantino, que la rescató para Django Unchained

On the road again. Willie Nelson.

Escrita por Nelson en el año 80, como parte de la banda sonora de la película Honeysukle Rose, en la que el propio cantante interpreta a un músico maduro que nunca alcanzó relevancia y nos muestra la relación con su familia, que le acompaña como parte de su banda por todo el país. Canción ganadora de un Grammy y nominada a los Oscar de ese año.

La Grange. ZZ Top.

Del álbum Tres Hombres, del año 73. Canalla canción acerca de las clásicas rutas automovilísticas del medio oeste americano, con sus historias de perdición, vicio y decadencia;  esta en concreto hace referencia al burdel Chicken Ranch, situado a las afueras de la ciudad de La Grange (Texas) .

Running on empty. Jackson Browne.

Canción del año 77, en la que un joven Browne relata el día a día viviendo en la carretera como músico y el estilo de vida desarraigado que esto provoca, no tener más casa que la carretera y no sepas ni por dónde vas.

Mirando afuera hacia el camino que pasa rápidamente bajo mis llantas 
recordando los años que se han ido como tantos campos de verano 
en el ’65 tenía 17 años y corría hasta 101* 
no sé hacia dónde corro ahora, simplemente sigo corriendo.

Space Oddity. David Bowie.

Space Oddity -en españolː«rareza espacial»- es una de las obras cumbre de David Bowie. Editada como sencillo en 1969, narra el lanzamiento al espacio del Mayor Tom. En la odisea del astronauta, Bowie canta la sensación desoladora y alucinante de flotar en el espacio dentro de una ínfima cajita de lata desconectado de toda comunicación con la tierra. Supuestamente lanzada para coincidir con el aterrizaje en la Luna del Apolo 11, aparece en el álbum Space Oddity. La canción fue utilizada por la BBC en su cobertura del alunizaje. El corto pertenece a la película La vida secreta de Walter Mitty.

I´m alive. Johnny Thunder.

Grabada en origen por Tommy James & The Shondells, esta canción del año 69 fue definitivamente lanzada a la fama con esta versión. La canción no tiene desperdicio, como un chute de energía emitido por la desquiciada y psicodélica voz de J. Thunder, cantante de R&B que llegó a tener cierto éxito en los ´60.

¡Soy real!
Puedo saborear y tocar y ver y sentir que estoy vivo
¡Estoy vivo!

 

Born to be wild. Steppenwolf.

Compuesta por Mars Bonfire e interpretada por la banda canadiense Steppenwolf. Es en ocasiones descrita como la canción originaria del estilo heavy metal, y asociada al bautismo de este estilo musical.

Este tema, el más afamado de la banda, estaba incluido inicialmente en el disco homónimo, del año 68. Un año después, fue elegido como banda sonora de la película Easy Rider, en la que la canción fue acompañada en su comienzo por el ruido de motocicletas. Desde entonces, moto, música y libertad se cogieron de la mano.

Ain´t got no, I got life. Nina Simone.

Nina Simone, una de las grandes voces de la música americana, muchas veces injustamente olvidada por los circuitos musicales más comerciales. Canción del año 68, hay que situarla en un contexto histórico determinante en la historia contemporánea de los EEUU: el asesinato de Martin Luther King y la repercusión que esto trajo en la comunidad afroamericana. Fue el acicate para que muchos años de injusticias y de agravios acabaran sintetizando en la lucha social a través de manifestaciones y protestas, en muchas ocasiones no necesariamente violentas. Así, estilos como el soul, el gospel, el jazz…vivieron su época dorada.

La composición, del álbum Nuff Said, se basa en composiciones del musical Hair, y siempre acompañada del piano, batería y bajo, nos muestra una canción con alma, un auténtico canto a la vida.

Have you ever seen the rain. Creedence Clearwater Revival.

Escrita por John Fogerty y lanzada en 1970 en el álbum Pendulum, esta exitosa canción ha sido versionada en infinidad de ocasiones: Rod Steward, Bonnie Tyler, los Ramones, REM…

Se ha especulado sobre que la letra de la canción pueda referirse a la Guerra de Vietnam, siendo ‘rain’ (lluvia, en inglés) una metáfora de las bombas cayendo del cielo, correlación por otro lado muy habitual en canciones de los ´60 y ´70 en los EE.UU.

I was made for loving you. KISS

Canción de amor de muchos moteros a sus…motos.

Canción incluida en el álbum Dynasty, del año 79, fue un boom para el grupo Kiss, que vendió más de 1 millón de copias del mismo. Está altamente influenciada por el estilo de la música disco, uno de los géneros más populares en los Estados Unidos a finales de los años ´70. El guitarrista y vocalista Paul Stanley dijo que escribió “I Was Made For Lovin’ You” porque quería una canción sumamente exitosa para la banda.

Bright side of the road. Van Morrison.

Canción del álbum Into the music, del año 79, y ya llevamos unas cuantas…y pensar que hace años se decía que en los ´70 no se hacía buena música!

El cantante norirlandés compuso este alegre tema en respuesta a The dark end of the street (1967), de James Carr, una triste canción acerca de un hombre que al ser infiel acaba  perdiendo a su mujer, lamentándose posteriormente por esto.

Y sí, también te suena porque la versionaron mucho después Danza Invisible.

El blues del autobús. Miguel Ríos.

No podían faltar representantes en habla hispana, y nadie mejor que el rey del rock español. Perteneciente al álbum Rock and Ríos del año 82, se convirtió en todo un fenómeno de ventas en una España que asomaba a la incipiente democracia. Describe como pocas la vida en la carretera.

Mediterráneo. Los Rebeldes.

Viene a la cabeza sol, playita y buenrrollismo, en esta canción-promoción del levante español y todas sus bondades, que dan ganas de conocer. Forma parte del álbum Mas allá del bien y del mal, del año 1988 y es la típica canción veraniega la de este grupo barcelonés, que también arrasó con Bajo la luz de la luna, en ese mismo disco.

Eterno viajero. Extrechinato y tú.

No sólo esta canción, el disco entero (Poesía Básica, 2001) es una joya.

Proyecto personalísimo de Robe, cantante y guitarrista de Extremoduro, Iñaki “Uoho” Antón, guitarrista de Extremoduro y Platero y tú, y Fito Cabrales, de Platero y tú y posteriormente Fito & los Fitipaldis. El proyecto se pergeñó para poner música a las letras del poeta Manolo Chinato, como una forma de rendirle homenaje.

La voz grave y profunda de este, unida a los acompañamientos de Robe y Fito, y el aderezo indispensable de unas letras introspectivas que lo mismo suenan melódicas que se pasan al extremo contrario del rock duro. Indispensable.

Soy eterno viajero de sueños e ilusiones.
Soy eterno viajero de amores. 
Cruzaré los mares en mi barco pirata 
con los cañones acenagados 
y mi bandera será blanca. 

Dominaré los aires como un pájaro 
desprendiendo de mi cuerpo 
blancas y multicolores plumas de amor y paz. 

Cabalgaré por valles y montañas a lomos de mi Gitana 
Sin dejar más señal para el retorno 
que la sonrisa y la amabilidad. 

Escucharé historias escalofriantes de viejos. 
Contaré historias inventadas 
a preciosos niños dulces y traviesos; 

y amaré tierna y locamente 
a la mujer que merezca del amor puro 
de aquel dulce vagabundo.

Próximamente, Música para viajes(II): las actuales

Nota: Mi muy sincero agradecimiento a tod@s aquell@s de los que me he aprovechado para coger sus vídeos en Youtube, sin ell@s elaborar esta lista hubiera sido imposible.

Comparte.

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo