¿Sueñan las motos con ovejas eléctricas?

0

Hasta hace poco reconozco que veía con cierto desdén esto de las motos eléctricas: me imaginaba en una de ellas y suponía que era algo parecido a ir montado en una aspiradora o una cortadora de césped de esas que van enchufadas a la red.

La verdad es que a día de hoy no hay nada que me haga cambiar de parecer, más que nada porque aún no he tenido ocasión de montar en alguna. Sigo pensando que el encanto del olor a gasolina, los motores de 4 tiempos, su mecánica y sus ruidos tienen un valor nostálgico difícilmente superable por estos molinillos contemporáneos (obsérvese el tono jocoso y de poco afecto)…de nuevo me imagino llevando una BMW R 1200 GS con la sonoridad de un Vespino…agg!

Continuando con mis prejuicios pienso que por un lado la gasolina, como combustible fósil que es tiene los días (un par de décadas?) contados, aunque viendo el precio de la electricidad no se si será peor el remedio que la enfermedad, no desde la parte contaminante sino pensando en nuestros bolsillos. ¿Y qué llevaremos? Una especie de cargador enorme como los de los móviles? ¿ Las gasolineras y/o aparcamientos pasarán a ser largas paredes con enchufes y un contador arriba para meter la tarjeta de crédito? ¿Desplegaré como el capitán de un velero una vela  de paneles solares sobre la marcha al ver encenderse el piloto rojo “5% de batería”?

Ironías aparte, al mundo le importa 3 pepinos que seamos unos puretas nostálgicos: la tecnología y la necesidad (ecológica y comercial) avanza inexorable en los vehículos, tanto en los de 2 como en los de 4 ruedas (e incluso los de 3, que parece va a ser el nuevo segmento a explotar en las motos). Cada vez más, observo en las revistas apartados específicos dedicados a las motos eléctricas; lo que antes me parecía un esnobismo cada día es cosa más cotidiana. Creo que es como ponerle puertas al campo: hace años pasaba lo mismo con los móviles y hoy día, si no tienes uno vives desenchufado del mundo. Lo dicho, algo que no se puede parar.

El otro día, caminando por la calle vi una, creo que era de la marca norteamericana Brammo. Por el sonido no dio la sensación de ser un derroche de potencia, la verdad, si bien desde mi ignorancia desconozco lo que podría dar de sí. Da bastante el pego, estéticamente al menos sí parece una moto de veras, sólo que afea bastante ver una caja (en donde se aloja el motor eléctrico) en vez del clásico motor de gasolina.

Una como esta es la que vi rodando por las desgastadas calles alicantinas

Esto me hace recordar que el mes pasado, viendo los resúmenes del Dakar 2017 una noticia llamó poderosamente mi atención: por 1ª vez en la historia un coche eléctrico terminaba la prueba y además, había sido diseñado y fabricado íntegramente en Españal!

http://www.mundodeportivo.com/motor/rallies/20170114/413364936451/ariel-jaton-piloto-acciona-me-imagino-un-dakar-con-80-de-coches-electricos.html

Pues a lo mejor yo estaba equivocado y si en poco tiempo teléfonos, portátiles, la aparición de las tablets, televisores, coches híbridos y un largo etcétera son ya indispensables, ¿por qué van a estar al margen las motos? Vaya por delante, como dije antes, que lo mío sigue siendo la gasolina, pero sospecho que en pocos años (menos de los que creemos) nuestras máquinas vana  ser piezas de coleccionista o para paseos domingueros. Ya veremos.

Me pongo a investigar: en 2016 se matricularon en España 793 motos eléctricas, un aumento respecto al 2015 del 91,55% -toma ya!-. Cataluña es la Comunidad Autónoma con más ventas y Madrid y Barcelona las ciudades con más matriculaciones. El número de habitantes manda, lógicamente.

La mayoría de estas motos, hay que decirlo, son destinadas a flotas de reparto y motosharing: se han dado cuenta de que salen más rentables por el mínimo consumo y mínimo mantenimiento respecto a las tradicionales.

La empresa que destaca sobre el resto es la española Scutum, situada en Barcelona (participada por La Caixa, Repsol y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial). A poco que busques enseguida te das cuenta de que algo se cuece en Cataluña (no, no va con segundas): el coche del Dakar fabricado allí, la mayor empresa española de motos eléctricas también (ojo a Volta), mayor número de ventas en todo el país, inversores potentes (hasta petroleras, tiene bemoles el asunto)…

Scutum S02 comprados por Burguer King, aparcados en la Plaza Urquinaona de Brcelona

¿PERO COMPENSA TENER UNA?

Transcribo literalmente la afirmación de la página www.misdudas.es: Aunque el desembolso inicial es elevado (su precio es mayor que el de las motos de combustión) cargar la batería de una moto para recorrer 100 kilómetros cuesta menos de 0,50 céntimos de euro, mientras que con un scooter de gasolina ronda los 7,50 euros. De esta manera, nos permite ahorrar más de un 90% en el combustible y una cantidad nada desdeñable en el mantenimiento, ya que este tipo de motores tiene menos riesgo de averías y, al contrario que las motos de combustión interna, no precisan cambios regulares de filtros y aceites.

¿…Y DEL PRECIO QUÉ?

Pues abarca un rango muy amplio, desde los 4.000-5.000 euros de algunos scooters a los casi 20.000 de algunos modelos punteros, como por ejemplo la Zero SR. ¿Lo bueno? Que hay bastantes ayudas (en muchos casos llegan a ser de miles de euros, como con los coches) a la hora de comrparlas, por lo que antes recomendaría -si estás pensando en un modelo-

LA ESTÉTICA

La verdad es que viendo la estética de la mayoría de los modelos parece claro que de momento se buscan máquinas urbanas, tipo scooter, con una clara orientación a la practicidad y capacidad de carga. Esto ya es indicativo de que el perfil de compradores no va a ser desde luego el motorista clásico, más bien parece la necesidad económica o la conciencia ecológica lo que más pesa. Últimamente sí comienzan a desmarcarse algunas marcas, especialmente Brammo y Zero Motorcycles -norteamericanas con más años de experiencia en esto-, que presentan modelos realmente buenos en prestaciones, además de las marcas tradicionales que todos conocemos de motos de combustión, que poco a poco están sacando ya sus propios prototipos (Yamaha, BMW, Harley-Davidson, KTM, Honda, Bultaco!…)

CÓMO FUNCIONAN

Desde la web soymotero.net nos lo explican a la perfección:

Su motor es mucho más simple, hay menos partes mecánicas en movimiento y menos posibilidades de sufrir averías.

Los principales componentes de los que consta una moto eléctrica son los siguientes:

Puerto de carga: lugar desde donde recibe la energía eléctrica del exterior. Puede ser de varios tipos en función del fabricante y de si consta o no de posibilidad de recarga rápida.

Transformador: modifica los valores de tensión y amperaje para que se pueda realizar la carga correctamente y ser así almacenada en la correspondiente batería.

Batería: la parte más importante de la moto eléctrica y donde se están haciendo los principales avances. En la actualidad se utilizan baterías de litio y lo que se intenta es que aumente su densidad de energía por unidad de masa. De esta forma, podrán disponer de más capacidad y autonomía ahorrando peso, algo muy importante en una moto.

Controladores: son los encargados de mantener todo bajo control. Desde que el motor entregue su potencia de la forma en la que se la estamos solicitando al control de la autonomía, recarga y demás elementos. Es el cerebro.

Motor: finalmente el elemento encargado de crear el movimiento. Se usan motores sin escobillas porque producen menos ruido, no necesitan mantenimiento y pueden girar a mayores revoluciones dado que no existe fricción en su interior. Los campos electromagnéticos creados entre el estátor y el rotor producen el giro de este último y con ello el de la rueda.

Estos cinco elementos sustituyen a las partes que normalmente encontramos en una motocicleta de combustión: depósito de combustible, motor, caja de cambios y transmisión. Y sí, hemos dicho caja de cambios y transmisión porque salvo casos concretos, muchas de ellas no necesitan ninguno de estos elementos.

Dado el par motor tan elevado y casi constante del motor eléctrico, no es necesario una caja de cambios para mantener el motor girando en el régimen de revoluciones óptimo (si bien es cierto que ya hay modelos que sí la incorporan para mejorar las “sensaciones”). De igual forma y dado el compacto tamaño de los motores eléctricos, en muchos casos estos se alojan directamente en el buje de la rueda trasera con lo que la transmisión es casi directa, intercalando únicamente una reductora para adecuar el giro del motor (que puede llegar a superar las 20.000 revoluciones) a la de la rueda. Otra característica que simplifica enormemente su funcionamiento.

EL TEMA DE LAS BATERÍAS

El proceso de carga de una moto eléctrica, y en general de cualquier vehículo eléctrico es muy sencillo. Basta con conectar el cargador a una toma de corriente estable, de 220 voltios, que tengamos disponible en el hogar, el garaje, o, desde hace poco tiempo, en centros comerciales o equipos de carga instalados en las calles. La carga completa se realizará en varias horas, dependiendo de la capacidad de la batería.

¿Cuánto duran cargadas?

La autonomía de las motos eléctricas está siempre condicionada por varios factores:

  • el peso transportado,
  • la orografía del terreno,
  • la forma de conducir.

Lo usual es realizar entre 45 y 70 km con baterías de plomo y 500 cargas (aproximadamente 25.000 km) y entre 70 y 120 km. en baterías de Ión-Litio y entre 1.000 y 2.000 cargas (más de 70.000 km).

¿Qué vida útil tienen normalmente?

Para las baterías de litio, entre 1.000 y 2.000 ciclos completos.

Aquí tienes el mapa de puntos de recarga en toda España:

https://www.electromaps.com/puntos-de-recarga/mapa

Gráfico extraído de la web tecnocio.com, tomando como referencia la batería LIFEP04, la más vendida del mercado

CONCLUSIONES

La primera, que tan pronto pueda probaré una, ya me ha picado la curiosidad. El resto como en todo; tienen sus ventajas y desventajas:

Lo malo: irónico que siendo ecológicas tengan la desventaja de lo contaminante de las baterías cuando se desechan, tiempo excesivo de recarga, aún tendrán que mejorar la autonomía, precio -aún con ayudas- muy elevado…

Lo bueno: creo que el futuro de las motos va a venir por aquí, inevitablemente, por lo que según vayan evolucionando con los años pasaremos de talleres mecánicos a talleres de electricidad / electrónica + mecánica simple. Cada vez más caballos, más par, autonomía, menos peso…

Fuentes: www.mundodeportivo.com, movilidadelectrica.com, misdudas.es, motoslectric.com, hibridosyelectricos.com, youtube, tecnocio.com

Comparte.

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo