Prueba de la Suzuki Van Van 200

0

En Macondo comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver [… ]. Así decía la canción Peces de Ciudad de Joaquín Sabina, confirmando de manera muy  prosaica que los años endulzan los recuerdos y que todos tendemos a ser benévolos con el pasado y los recuerdos….recuerdos que muchas veces es mejor no tocar o “actualizar”; corremos el riesgo de destruir su encanto.

A mí me ha pasado lo mismo con la Van Van: la que fue mi primera moto, que en un principio era superlativa en prestaciones, se me aparece ahora como una especie de ciclomotor grande (bueno, y con una estética, de la que hablaré más adelante, que evidentemente no tiene nada que ver). Vale que la mí era de 125 -ya era de las que llevaba inyección- y esta es de 200…pero es que parecen la misma moto.

Muy amablemente, desde Motos Marín (en Elche) pusieron el modelo a mi disposición. Gente seria y profesional, les he comprado en diferentes ocasiones, por lo que quería que fueran precisamente ellos quienes me la dejaran. De camino al concesionario pensaba a cuento de qué los de Suzuki sacan al mercado europeo, en el que ya hay un modelo 125, una moto que llevan ya años vendiendo en Japón (con lo cual podemos decir que no es que sea exactamente nueva) pero que se distancia tan poco por prestaciones, cubicaje, potencia, calidad de componentes (ojo, mucho plástico cromado y poco metal), estética, etc., de su hermana menor.

Después de realizar la prueba sigo sin tenerlo claro: por un lado el modelo de siempre, la de 125 cc claramente va dirigida a un cliente potencial que  no tiene el carné A2 (por antigüedad de carné de coche)  o bien aquellos/as que valoran mucho la simplicidad, con una moto sin pretensiones, y especialmente la estética -y en esto la Van Van va sobrada- (y no digo nada nuevo, a las ventas de este modelo durante tantos años me remito). Por otro lado, la de 200 cc que con 15 CV aumenta solamente en 3 respecto a la “pequeña” (12 CV), también la supera en apenas 75 cc y, para colmo, tiene 1 litro menos en el depósito (por lo que marcan las fichas, pasamos de 7,5 a 6,5 l.). Para llevar esta moto hay que tener ya el A2.

IMG_20160825_183137Conclusión: parece orientada a novatos que dan el salto directo al A2 sin experiencia previa en 125 cc (si decides cambiar esta cilindrada porque se te queda pequeña no te irías nunca a una moto de tan sólo 200 cc), o bien para gente que busca una moto sencilla, semiurbana y con una divertida estética retro-playera.

Aquí viene el pero: se queda en tierra de nadie. Ni se aleja demasiado de las de 125 cc ni se acerca mucho a modelos superiores. Y esto con el hándicap añadido de que no es una moto barata, cuesta 4.299 euros. A mi parecer el modelo perfecto, para distanciarla de lo visto hasta ahora, hubiera sido plantear esta moto con 350-400 cc y al menos 20 CV. Dicho queda.

Pero no todo van a ser cosas negativas: hay que destacar lo manejable que es, el consumo ridículo que tiene (a pesar de su depósito tan pequeño) y sobre todo una estética que lleva muchos años triunfando y no deja a nadie indiferente.

Motor

  • Tipo de motor: Monocilíndrico 4 tiempos, refrigeración por aire, SOHC
  • Diámetro x carrera: 66,0 x 58,2 mm
  • Cilindrada: 199 cc
  • Encendido: Electrónico CDI
  • Potencia: 15 CV
  • Relación de compresión: 9,4:1
  • Alimentación: Inyección
  • Sistema de arranque: Eléctrico
  • Cambio: 5 velocidades, toma constante
  • Sistema de transmisión: Cadena

Dimensiones

  • Longitud total: 2.140 mm
  • Ancho total: 865 mm
  • Altura total: 1.125 mm
  • Distancia entre ejes: 1.385 mm
  • Altura desde el suelo: 220 mm
  • Altura del asiento: 770 mm
  • Depósito de gasolina: 6,5 l

Suspensión

  • Suspensión delantera: Telescópica, amortiguación hidráulica
  • Suspensión trasera: Basculante, amortiguación hidráulica

Frenos

  • Freno delantero: Simple disco
  • Freno trasero: Tambor

Neumáticos

  • Neumático delantero: 130/80-18 M/C 66P
  • Neumático trasero: 180/80-14 M/C 78P

EN MARCHA

Aprieto simultáneamente botón de encendido y embrague; arranca suavemente a la primera. Me siento encima, su escasa altura la hace apta para tod@s, muy especialmente mujeres. He de decirte que paradójicamente, casi siempre la visto pilotada por tíos realmente altos, lo que corrobora que quien la compra valora especialmente la estética por encima de otras comodidades. El mullido del asiento es blando, aunque con el paso de los kilómetros va perdiendo esa sensación de comodidad y se te hace más duro, especialmente porque se estrecha al final y te inclina sobre el depósito, desaprovechando, con un corte más recto y clásico, la mayor parte del asiento.

IMG_20160825_183247

IMG_20160825_183009Observo también que ha desaparecido la parrilla trasera, que si bien no tenía gran capacidad de carga para mí era útil; en su lugar han puesto una pequeña bolsa pegada al guardabarros para llevar las herrramientas, algo que estéticamente es bonito pero no muy práctico, por lo expuesto que a manos ajenas.

IMG_20160825_183340

Bonito pero poco práctico

IMG_20160825_182949 En un vistazo rápido ve que los retrovisores cambian de forma, en este modelo son redondeados (en la de 125 son rectangulares, para mí con mejor visión). También está el radiador del aceite, me gusta la ubicación y cómo le queda. Los reposapiés del pasajero han cambiado un poco su forma, bien, ni mejor ni peor…Observo el cuadro de instrumentos y no varía un ápice respecto al modelo, es sencillísimo y bien visible, con ese velocímetro lateral que tan bien le queda.

IMG_20160825_183026 IMG_20160825_183042 IMG_20160825_183055 IMG_20160825_182941Arranco y la moto se mueve con alegría; es poca potencia pero también son pocos kilos, por lo que es muy fácil manejarla y responde dignamente en la salida y en las marchas más cortas. Comparativamente, no encuentro en estas ninguna variación apreciable respecto a la de 125 cc; donde realmente sí se nota es en la 4ª y sobre todo la 5ª marcha, en donde notas la diferencia de cubicaje. Has de saber que en este modelo Suzuki ha recortado una marcha, pasa a tener 5, lo que me parece todo un acierto…nunca entenderé eso de poner 6 marchas en una moto de 125 cc; recuerdo que en algunas ocasiones me metía en autovía y acababa metiendo 5ª, ya que en 6ª iba tan falta de fuerza que se “quedaba” en cualquier repecho o si me daba un poco de viento en contra!

Me cuesta un poco hacerme a ella, especialmente en la entrada a curvas; todo lo bueno que sus enormes neumáticos tienen en rectas y pistas fáciles, tienen su contrapunto cuando quieres inclinar un poco de más la moto, no está hecha para eso y tienes que aprender a cogerle el punto (que todo sea dicho, se le coge enseguida).

Comentaba antes que ahora viene con 5 marchas, bien, estiras más el motor; estas no entran como la mantequilla precisamente, pero sí cumplen dignamente su función, simplemente es otra característica de una moto concebida para ser sencilla en todo. Ratoneo por Elche y es una delicia, ya que por prestaciones de motor y dimensiones te puedes mover cómo y por dónde quieras. Además, reconozco que su estética de moto grande hace que farde, es infinitamente más vistosa que cualquier scooter y varias personas se quedan mirándola cuando paro en los semáforos. He de destacar que aunque los frenos son sencillos (disco delante, tambor detrás) responden bien, no necesita más (aunque pena de ABS…) ya que el trasero es casi testimonial y con su peso llega de sobras; te pueden producir más problemas sus neumáticos, que son mixtos y en mojado, sin ABS y posible inexperiencia (si eres de los que ha pasado directamente a sacarte el A2) pueden ser hasta peligrosos.

La rueda trasera es un donut y le da personalidad, pero que me vendan como algo retro un freno de tambor...pff

La rueda trasera es un donut y le da personalidad, pero que me vendan como algo retro un freno de tambor…pff

IMG_20160825_183157Salgo a la autovía. La pongo a 125 y va bien, podría apretar un poco más y creo que respondería, pero mejor no me arriesgo. Con la de 125, a pesar de las cifras oficiales, nunca fui capaz de ponerla a más de 110-115 km/h, y eso en llano y como los velocistas, con viento nulo. Esta ya es otra historia, en 5ª y autovía sí responde mucho mejor, por lo que me demuestra que el radio de acción se amplía lo suficiente como para hacer salidas extrarradio más cómodas, sin que se acabe convirtiendo en una agonía.

Finalizo la prueba pensando en que parte del encanto de esta moto, más allá de su estética, es su sencillez y nobleza, un hierro vamos, y al que le guste este tipo de máquina, tiene van Van para toda la vida, eso seguro.

IMG_20160825_183111

Este modelo lo tienes en azul tritón metalizado (el de la prueba), gris mate metalizado y negro sólido

A FAVOR:

  • Estética imperecedera
  • Consumo
  • Amplías radio de acción respecto a la de 125 cc

EN CONTRA:

  • Se queda en tierra de nadie
  • El precio
  • Alguna prestación más le sentaría de maravilla: ABS, frenos de disco en ambas ruedas, tacómetro…
Comparte.

Deja tu Comentario

wp-puzzle.com logo